Universidad de Jaén y Afixa

Reducción del dolor después del uso de una camiseta

con nanopartículas de biocerámica en pacientes con fibromialgia

 

Pedro Ángel Latorre Román PHDII María Aparecida Santos e Campos PHDII. Universidad de Jaén (España)

 

Objetivos: Analizar y determinar los efectos de un tejido con partículas biocerámicas, facilitado por la empresa FIVE TEXTIL®, al cual denominan FIRBIOTECH®, sobre el dolor en enfermos de fibromialgia (FM).

 

MétodoHan participado 30 mujeres diagnosticadas con fibromialgia (FM), que han sido asignadas de un modo aleatorio al grupo experimental (GE, n=20) o al grupo de placebo (GP, n=19). Las medias realizadas han sido escala analógica de dolor (VAS), impacto de la fibromialgia (cuestionario FIQ), tender points y calidad de vida relacionada con la salud mediante escala SF-12. Los sujetos fueron evaluados en dos condiciones, pretest y tras 60 días de intervención consistente en vestir durante 14 horas una camiseta impregnada de biocerámicas.

 

ResultadosTras 60 días de intervención las mujeres con FM del EG mostraron una reducción significativa del dolor (VAS) (p<0,001), FIQ (p=0,003) y tender points (p<0,001). No hay cambios significativos en las variables del GP.

 

ConclusiónEl uso de tejidos con partículas biocerámicas puede ayudar a la reducción del dolor en pacientes con fibromialgia.

 

Palabras clavefibromialgia, infrarrojo lejano, biocerámicas, dolor.

 

Introducción

 

La Fibromialgia (FM) es una enfermedad crónica que se caracteriza por dolor generalizado, rigidez muscular, condición física reducida y fatiga sueño no reparador, ansiedad, dificultades cognitivas, reducida capacidad de trabajo físico y la presencia de puntos gatillo en el músculo esquelético, sensibles a la palpación y presión. El dolor y la fatiga, les limita en las actividades que conllevan un componente físico. La FM se asocia por tanto con discapacidad física en las actividades de la vida cotidiana tan básicas como caminar, levantar y transportar objetos. Los pacientes con FM tienen un nivel de actividad física bajo en comparación con las personas sanas. Además, los pacientes con FM presentan un nivel similar de la capacidad funcional y condición física en las personas mayores y son propensas a las caídas. El tratamiento del dolor en la FM se ha centrado en terapia farmacológica y no farmacológica como la educación adecuada de los pacientes, el ejercicio aeróbico y la terapia cognitivo-conductual que se han demostrado eficaces en el alivio de los síntomas fibromialgia.

 

Dentro del tratamiento no farmacológico podríamos incluir el efecto de los rayos infrarrojos lejanos (FIR). Los la radiación infrarroja lejana (λ = 3–100 μm) es una subdivisión del espectro electromagnético que ha sido investigado para efectos biológicos; en la actualidad, los FIR que emiten las lámparas de calor y prendas compuestas de filamentos (fibras) impregnadas con nanopartículas emisoras de FIR están siendo usadas para aportar estos efectos de radiación térmica. Los FIR son biológicamente activos, estos efectos sobre los organismos vivos inducen un aumento en la temperatura del cuerpo y elevada la movilidad de los fluidos corporales. Se ha informado de que algunos tipos de cerámica emiten luz en la región de infrarrojo lejano del espectro electromagnético cuando se coloca en equilibrio térmico con la temperatura del cuerpo. Las fibras impregnadas con FIR están siendo utilizadas como prendas de vestir para generar radiación infrarroja y sus efectos logran beneficios para la salud, siendo un tratamiento eficaz para dolor crónico. La publicación de la literatura sobre este tema es escasa, y la mayoría de los trabajos hace uso de análisis subjetivos. Investigaciones adicionales son necesarias para comprender este fenómeno y en particular en enfermos con FM. Por tanto, el objetivo de este estudio es analizar el efecto analgésico de FIR en los pacientes con FM.

 

Método

 

Un ensayo controlado fue realizado con 39 mujeres enfermas con FM, (edad = 51,51±11,66 años, Índice de masa corporal (IMC) = 26,85±4,41 Kgm2, tiempo de diagnóstico de la enfermedad = 9,26±5,59 años), pertenecientes a la Asociación de Fibromialgia de Jaén (AFIXA), (España), diagnosticadas en consultas médicas de reumatología del sistema sanitario de salud y también conforme los criterios de Wolfe (1990). Las participantes fueron asignadas aleatoriamente al grupo experimental (GE, n=20) o al grupo placebo (GP, n=19). Después de recibir información detallada sobre los objetivos y procedimientos del estudio, cada participante firmó previamente un consentimiento informado para realizar el estudio. Como criterios de inclusión, en el grupo de FM establecimos que fueran miembros de AFIXA, que no presentasen ningún tipo de patología que pudiera interferir en los resultados del estudio (otras enfermedades reumáticas y/o de graves trastornos psiquiátricos o somáticos, como el cáncer, enfermedad coronaria severa o esquizofrenia). Todos los sujetos no participaban en programas de ejercicio físico u otro tipo de terapia. El estudio se realizó en cumplimiento de las normas de la Declaración de Helsinki (versión 2008) y siguiendo las directrices de la Comunidad Europea para la Buena Práctica Clínica (111/3976/88 de julio de

 

1990), así como el marco legal español para la investigación clínica en los seres humanos (Real Decreto 561/1993 sobre ensayos clínicos).

 

Materiales y pruebas

 

Para medir la altura (m) se utilizó un tallímetro (Seca 22, Hamburg, Germany). El peso (Kg.) se midió con una escala Seca 634 (Hamburgo, Alemania). El IMC se calculó dividiendo la masa (kg) entre el cuadrado de la altura (m) de la persona. La sensibilidad al dolor fue medida con un algómetro digital Wagner FDX (Canadá) por medio de la medición de los 18 tender points (TP) de acuerdo con los criterios de clasificación de la FM del American of College Threumatology. El TP se anotó como positivo cuando el paciente nota el dolor a la presión igual o inferior a 4 kg/cm2. El número total de PG positivos se registró para cada paciente, una puntuación del algómetro se calculó como la suma de los valores de dolor a la presión obtenidos para cada uno de los puntos sensibles. Además se empleó la escala visual analógica de dolor (EVA) que mide la intensidad subjetiva del dolor y está basada en una medición de una línea de 10 cm, donde 0 es la ausencia de dolor y 10 es el máximo dolor. Para evaluar la salud y la calidad de vida fue usado la escala SF-12 (Vilagut et al., 2008) que resume los resultados de sus 12 ítems en una subescala de salud física y otra de salud mental, la puntuación oscila entre 0 a 100, a mayor puntuación mayor salud percibida. El cuestionario de impacto de la FM (FIQ) fue utilizado para evaluar los síntomas relacionados con la FM y ha sido validado para población española con FM. Los rangos de puntuación del FIQ total van de 0 a 100 y un valor más alto indica un mayor impacto de la enfermedad.

 

Los sujetos fueron evaluados en dos ocasiones, pretest y pasados 60 días en la condición postest. Se completaron los cuestionarios FIQ y SF-12 y se registró el peso, talla, IMC y puntos de dolor. Todos los pacientes fueron evaluados por el grupo mismo investigador para reducir el error en la medida. En la medida prestest los sujetos no estaban recibiendo ninguna terapia complementaria. Durante 60 días los sujetos vistieron una camiseta impregnada de biocerámica en un 1% durante al menos 8 horas al día (GE) y sin biocerámica (GP), en consonancia con la propuesta de Conrado y Munin (2011). Durante el tratamiento, los pacientes no recibieron ningún otro tipo de terapia.

 

En la tabla 1 se muestran las emisiones de infrarrojo lejano proporcionadas por la empresa suministradora de los tejidos.

1

En la figura 1 se expone con detalle los depósitos de biocerámica en las fibras del tejido empleado, que supone un 1%.

Figure 1. Detail of the bioceramic deposits on the fabric used in this study.

 

 

Análisis estadístico

 

Los datos se muestran en estadísticos descriptivos de media, desviación típica (DT) y porcentajes. Antes del análisis se llevaron a cabo test de normalidad y homogeneidad de las varianzas (Shapiro- Wilk y Levene'S) en todos los datos. La prueba T-student, para las variables continuas, y la prueba de chi-cuadrado, para las variables categóricas, se utilizaron para analizar la homogeneidad de los grupos en relación a las características socio demográficas. La comparación pretest-postest se realizó mediante análisis de varianza (ANOVA) de medidas repetidas. El nivel de significación se fijó en p<0,05. Se realizó el análisis de datos con SPSS (versión 21, SPSS Inc., Chicago, Illinois).

Resultados

En la tabla 2 se exponen los estadísticos descriptivos de las variables sociodemiográficas de las enfermas. No hay diferencias significas entre GE y PG.

 Tabla 2.Sociodemographic variables.

 

En la tabla 3 se exponen los resultados de las diferentes variables en pretest y postest. En GE, se puede observar una reducción significativa (p<0,001) en el dolor (EVA) y TP (p<0,001) así como en la puntuación del algómetro (p<0,001). A su vez, se produce una reducción significativa (p=0,005) del FIQ y una reducción de la ingesta de pastillas al día (p<0,001). No hay cambios significativos en el GP, en todas las variables.

 

 Table 3. Results of the different variables from the pretest and post-test.

 

El principal hallazgo de este estudio indica que el uso habitual de tejidos impregnados con biocerámicas produce una reducción del dolor y del impacto de la enfermedad en mujeres con fibromialgia, no produciéndose efectos adversos por el uso de este tejido. A nuestro conocimiento, este es el primer estudio que analiza el efecto del rayo infarrojo lejano en el dolor en pacientes con fibromialgia. Jeschonneck et al., (2000) señalan que en pacientes con FM se muestra una reducción de la circulación local, con vasoconstricción, reducción del flujo sanguíneo (hipoxia local) y de la temperatura corporal en puntos sensibles al dolor. La exposición al frío incrementa los dolores musculoesqueléticos, en este sentido, Larson et al., (2014) indica que el dolor en la FM se agrava por el frío y el estrés, pero se alivia con el calor. Pacientes con FM sufren temperaturas más bajas del cuerpo y tasas metabólicas más bajas en respuesta al estrés. El efecto biológico de los FIR incluye vasodilatación, incremento de la temperatura corporal y acción analgésica y antiinflamatoria. Recientes estudios (Wong et al., 2012) han demostrado el efecto analgésico de los rayos infrarrojos lejanos mediante un tejido aplicado directamente en la rodilla en pacientes sometidos a una artroplastia total de rodilla. Otros investigadores han encontrado reducción del dolor en pacientes sometidos a un tratamiento de tres meses con guantes impregnados de biocerámica (Gordon y Berbrayer, 2002). En el mismo sentido, York y Gordon, (2009) señalan que calcetines impregnados de tereftalato de polietileno que incorpora partículas ópticamente activas tienen un efecto beneficioso en la reducción de dolor crónico del pie y otros investigadores señalan mejora del cuadro de dolor del miembro amputado. Además, Conrado y Munin (2011) comprobaron el efecto en la reducción de la masa corporal en mujeres, del incremento de la temperatura corporal mediante el uso durante 30 días de una prenda impregnada con biocerámicas. Liau et al., (2012) comprobaron el efecto de los FIR en la mejora de la disminorrea primaria por el incremento de la temperatura y el flujo sanguíneo abdominal. Otros investigadores han demostrado el efecto de la terapia termal o el entrenamiento físico en piscina caliente en la reducción del dolor en pacientes con fibromialgia fatiga crónica. El calor presenta por tanto, una acción importante en la reducción del dolor en la FM. Por último y en relación a la salud percibida, se observa una mejora no significativa de la salud física.

Consideramos que sería necesario un periodo de seguimiento del dolor una vez finalizado el empleo de este tejido. Nuevas investigaciones deben abordar esta limitación.

El uso habitual de prendas impregnadas con biocerámicas al 1% resulta beneficioso en la reducción del dolor e impacto de la enfermedad en pacientes con FM. El bajo coste de estas prendas unido a su confort, convierte a esta terapia en un instrumento complementario para el tratamiento de la enfermedad.

A la asociación de fibromialgia de Jaén (AFIXA) y a la empresa FirBiotech®

Conflictos de intereses

No se producen.

1.Maquet D, Croisier JL, Renard C, Crielaard JM. Muscle performance in patients with fibromyalgia. Joint Bone Spine. 2002; 69: 293-299. 

2.Bennett RM, Jones J, Turk DC, Russell IJ, Matallana L. An internet survey of 2,596 people with fibromyalgia. BMC Musculoskelet Disord. 2007; 8:27. 

3.Wilson HD, Robinson JP, Turk DC. Toward the identification of symptom patterns in people with fibromyalgia. Arthritis Rheum. 2009; 61:527-34. 

4.Heredia JM, Aparicio VA, Porres JM, Delgado M, Soto VM. Spatial-temporal parameters of gait in women with fibromyalgia. Clin Rheumatol. 2009; 28: 595-598. 

5.Hauser W, Zimer C, Felde E, Kollner V. What are the key symptoms of fibromyalgia? Results of a survey of the German Fibromyalgia Association. Schmerz. 2008; 22:176–18. 

6.Sarzi-Puttini P, Buskila D, Carrabba M, Doria A, Atzeni F. Treatment stra- tegy in fibromyalgia syndrome: where are we now? Semin Arthritis Rheum. 2008; 37:353–365. 

7.Verbunt JA, Pernot DH, Smeets RJ: Disability and quality of life in patients with fibromyalgia. Health Qual Life Outcomes. 2008; 6:8. 

8.Burckhardt CS, Clark SR, Bennett RM. Fibromyalgia and quality of life: a comparative analysis. J. Rheumatol. 1993; 20 (3): 475-479. 

9.Mengshoel AM, Forre O, Komnaes HB. Muscle strength and aerobic capacity in primary fibromyalgia. Clin Exp Rheumatol.1990; 8: 475-479. 

10.Clark SR, Burckhardt CS, O’Rielly C, Bennett, RM. Fitness characteristics and perceived exertion in women with fibromyalgia. J Musculoskeletal Pain.1993; 1:191–197. 

11.Albrecht, PJ, Hou, Q., Argoff, CE, Storey, JR, Wymer, JP, y arroz, FL. Excesiva peptidérgicas sensorial Inervación cutánea Arteriola-vénula Derivaciones (AVS) en la piel Palmar Glabras de pacientes con fibromialgia fatiga. Medicina del Dolor ,: 2013, 14 (6), 895-915. 

12.Bell, G., Prentice. (2005); Infrared modilities. En W. Prentice, Therapeutic modalities in recuperation. (p.290 – 359). 

13.Valea, A. & Alonso, J. Radiación Infraroja y ultraviolet. Arancava: McGraw-Hill.1998. 

14.Noriega, C. & Álvares, A. Biocerámica infrarroja photon (bip). A Coruña photon mundial. 2006. 

15.Rikli, R.E. y Jones, C.J. (2001). Senior Fitness Test Manual (2004). United States of America: Human Kinetics. 

16.Wells K, Dillon, E. (1952).The sit and reach, a test of back and leg flexibility. Research Quarterly 23, 115-118. 

17.Johnson, B.L., Nelson, J.K. Practical measurements for evaluation in physical education (1979). 4th Edit. Minneapolis: Burgess. 

18.Wolfe, F., Smythe, H. A., Yunus, M. B., Bennett, R. M., Bombardier, C., Goldenberg, D. L., et al. (1990). The American College of Rheumatology 1990 criteria for the classification of fibromyalgia. Arthritis & Rheumatism, 33(2), 160-172. 

19.WHO. Diet, nutrition and the prevention of chronic diseases. Report of a Joint FAO/WHO Expert consultation. WHO Technical report series 916. WHO: Geneva; 2003. 

20.Altan l, bingöl U, Aykaç M, Koç Z,Yurtkuran M. investigation of the effects of pool-based exercise on fibromyalgia syndrome. Int Rheumatol. 2004; 24: 272-277. 

21.Harden, R.N., Revivo, G., Song, S., Nampiaparampil, D., Golden, G., Kirincic, M., et al. (2007). Acritical analysis of the tender points in fibromyalgia. Pain Medicine. 8,147–156. 

22.Rivera, J., González, T. (2004). The Fibromyalgia Impact Questionnaire: a validated Spanish version to assess the health status in women with fibromyalgia. Clinical and Experimental Rheumatology, 22, 554-560. 

23.Bennett, R. M., Clark, S. R., Goldberg, L., Nelson, D., Bonafede, R. P., Porter, J., & Specht, D. (2005). Aerobic fitness in patients with fibrositis. A controlled study of respiratory gas exchange and 133xenon clearance from exercising muscle. Arthritis & Rheumatism, 32(4), 454-460. 

24.Alonso J, Prieto, L., y Antó, J.M. La versión española del sf-36. Health survey (cuestionario de salud sf-36): Un instrumento para la medida de los resultados clínicos. Med Clin. 1995; 104:6. 

25.Larson, A. A., Pardo, J. V., & Pasley, J. D. (2014). Review of Overlap Between Thermoregulation and Pain Modulation in Fibromyalgia. The Clinical journal of pain, 30(6), 544-555.

 

 

firma y sello uja